Postal


 
     Intención Vocacional Junio 2010

    Que los sacerdotes sean los amigos del Señor que acompañan, consuelan y reparan el daño que recibe el Corazón de Jesús Sacramentado.
 
       Palabras del Beato Manuel Domingo y Sol


    
Postrémonos largo rato ante Jesús Sacramentado presente en la Eucaristía, reparando con nuestra fe y nuestro amor los descuidos, los olvidos e incluso los ultrajes que nuestro Salvador padece en tantas partes del mundo. Profundicemos nuestra contemplación personal y comunitaria en la adoración, con la ayuda de reflexión y plegarias centradas siempre en la Palabra de Dios y en las experiencias de tantos místicos antiguos y recientes.