Postal


 
     Intención Vocacional Septiembre 2010

    Que el sacerdote sea siempre, amigo de los enfermos, padre de los pobres, refugio de los que nadie quiere.
 
       Palabras del Beato Manuel Domingo y Sol


    
Conociendo lo desprendido que debe estar el sacerdote de todas las cosas, y lo feo que resulta el ser interesado, además de no tener apego a nada, procuraré, con el permiso de mi director, en las festividades principales, quedarme sin nada.
Debemos practicar la caridad cuantas veces sea conveniente y, una vez convencidos de la necesidad, socorrerla, aunque para ello tengamos que vender la camisa.
El 18 de septiembre de 1890 escribe: En el colegio de san José (fundado por el Beato Manuel Domingo y Sol) se reparten todos los días 400 raciones a los pobres, y viene allí toda la miseria de Tortosa.