Julio, 2008

       

             Muchos sacerdotes no tienen lo necesario para vivir.

               Mueve el corazón de tus fieles, para que sepamos distribuir lo que tenemos

               y ningún sacerdote pase hambre.