Enero 2020




VIRGEN DE GUADALUPE

Vista aérea de los peregrinos reunidos ante la basílica de Guadalupe
durante las celebraciones anuales de la Virgen de Guadalupe,
en la Ciudad de México.
Paula Vilella AFPU, 12/12/2019

   Las celebraciones cristianas de la Virgen María son multitudinarias, lo he visto en España, el Pilar en Zaragoza, Guadalupe en Extremadura. Las más emocionantes han sido en Lourdes y Fátima. Miles de personas participando en la Eucaristía, en el rezo-canto del rosario, en las procesiones de antorchas... Lo mismo en Washington. En una ocasión celebré la fiesta de la Inmaculada en su catedral, grande, grande y llena para celebrar la Inmaculada Concepción de María.

   Pero es Latinoamérica donde he podido participar en las más grandes concentraciones de gente. Especialmente en México.

   El mensaje de la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, es el del amor de madre para quienes sienten en lo más hondo de su corazón, que van huérfanos por la vida, que van solitarios, que van por el mundo como ovejas sin pastor.

   Una Madre que peregrina por los caminos del mundo para encontrar a sus hijos y manifestarles como al indio san Juan Diego: No temas, ¿acaso no soy tu Madre?.


   Vocación a ser peregrinos, a buscar a todos los que andan desorientados y mostrarles el amor de Dios que se manifiesta en el amor maternal de la Virgen María.

Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre

De la realidad de lo que nos rodea, vienen las llamadas de Dios.
Son unos estupendos intermediarios porque de pronto me comprometen en una necesidad, pero luego me van transformando en lo mejor de mi mismo y, por fin, se van haciendo trasparentes hasta el punto que descubrimos de donde viene la voz que habíamos escuchado.
Las fotos nos acercan a la realidad y de ahí hay un paso a entender que me llaman a algo más que a mirar y observar la realidad.
      Aquí tenéis
FOTOVOC, la llamada que me viene de la fotografía. Cada mes nos encontraremos con una fotografía del mes precedente de algo que ha ocurrido. Quizá acontecimientos sobresalientes, las más de las veces pequeñas cosas apenas percibidas por los que vemos el telediario. Os deseo que encontréis la LLAMADA y os pongáis en camino.