Junio 2020




NADAR Y NADAR

Un miembro del club de natación Serpentine
entrena cerca de un cisne en el lago Serpentine en Hyde Park (Londres).
Toby Melville REUTERS. EL PAÍS 17/05/20

   Lo que me llamó de la imagen son los dos nadadores, no por otra cosa sino porque son dos formas de nadar que no se parecen en nada.

   El cisne parece que flota, el nadador o nadadora está haciendo ese buen esfuerzo del estilo crol, el estilo más rápido y el que define las carreras de velocidad en la piscina.

   El cisne nos muestra el lado gratuito de andar por el agua, el nadador o nadadora nos muestra el lado esfuerzo, trabajo, intensidad.

   Sí las dos cosas en la vida: lo gratuito, lo que no te has ganado ni para lo cual has hecho méritos o te has preparado; y aquello de ganar el pan con el sudor de la propia frente. Los dos lados son como las manos de toda acción. El asunto es que la competencia y la competición a la que estamos sometidos nos empuja para no poder experimentar cómo en el descanso también se adelanta. Cómo en esa zona gratuita de nuestro ser en el cuerpo, mente y espíritu está situado el motor de toda acción.

   Vocación a lo ganado y a lo que hemos recibido; a lo gratis y al trabajo; al descanso y a la acción.

Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre

De la realidad de lo que nos rodea, vienen las llamadas de Dios.
Son unos estupendos intermediarios porque de pronto me comprometen en una necesidad, pero luego me van transformando en lo mejor de mi mismo y, por fin, se van haciendo trasparentes hasta el punto que descubrimos de donde viene la voz que habíamos escuchado.
Las fotos nos acercan a la realidad y de ahí hay un paso a entender que me llaman a algo más que a mirar y observar la realidad.
      Aquí tenéis
FOTOVOC, la llamada que me viene de la fotografía. Cada mes nos encontraremos con una fotografía del mes precedente de algo que ha ocurrido. Quizá acontecimientos sobresalientes, las más de las veces pequeñas cosas apenas percibidas por los que vemos el telediario. Os deseo que encontréis la LLAMADA y os pongáis en camino.